sábado, 11 de octubre de 2008

Bello día termina en bella noche
















Pues claro, si empezó bien, mal no podía terminar.





Tarde de Botánico, gatos, cintas y sol con Luli. Entre las dos intentando sacar figuras que nos enredaban y vuelta a empezar. Fotos y música de celular con parlantes, lo que es la tecnología, queloparió. Estoy segura de que en esos momentos a las dos nos corría el jipismo por las venas, como a Daddy Yankee el reguetón. Y descubrimos que hay magia en las cámaras de fotos: las cintas flúo se nos pegaban al cuerpo, quién lo ha visto. Yo sí. Luli también, claro. Somos brillantes Lu, viste como es. Gatos y nenes se nos acercaban a ver cómo nos atrevíamos a ¿inventar? cosas extrañas.





Y no termina ahí.





Noche, tanguería. Entre bandoneones y curdas, Verónica se transformó en Nina, y en el Nene. Qué noche, por dió. Monólogo en lunfardo y buenos tangazos.










Lindo, lindo y completo día.

2 comentarios:

Petite Lu dijo...

dias y noches
que valen la pena ser vividos
jajaja seguro que alguien ya dijo esto pero bueno lo repito.
Muy buenoo el artificio de las cintasss me encanto!!!!!!!!!!!!
bueno la proxima tengo que ir a una tangueria y se viene mi cumpleaños y "TLAEL DELBAKE pala londa musical".

.♥Ana♥ dijo...

Qué lindas fotos!!! Se nota que estuvo bueno!!!
Besotes!