lunes, 15 de noviembre de 2010

248

ni origen
ni fin
ningún cerramiento
ni clausura
para seguir siendo


ahogo mis reclamos
los aplasto
los escupo
me aplasto
me escupo


será necesario
dinamitar los consuelos
estúpidos
des-andar las ficciones
y pelear con las utopías,
por idealistas


no quiero más
la idiota en la fábula
esperando a sus monstruos


vértigo
vértigo
vértigo
·

3 comentarios:

Lee dijo...

Ayyy Sofiiiiiiii!!

Leerlo fue soberbio, ojala yo supiera mejor elegir las palabras, pero no siempre encuentro lo que quiero decir exactamente. Lo leía y alguna musiquita paseaba por mis orejas, la sensación me recordó a la sensación que me da escuchar el requiem de Mozart.

Más besos para vos!

Violeta Color dijo...

A veces resulta tan terrible leerte...

Tan maravillosamente terrible.


Te abrazo en silencio, y profundaente

Babs · dijo...

bellas las dos.
el requiem de mozart, uf. qué peso, eh. excelente, lee :)

abrazos grandes para cada una.