miércoles, 7 de abril de 2010

210

hablándole a mis demonios

a quienes conforman un infierno

-el mío-

tan intrínseco e inalterable


no me conmuevo ante lo Absoluto

porque sé que en mí todo duerme:

en mí todo está dormido


presa de un Yo que soy sin querer Ser

cuando internamente algo calla

extinguiéndome

frente a lo que no puedo responder



la vida

el tiempo

el vacío



se unen a esa Otra en mí que no soy Yo

·

2 comentarios:

Maruh dijo...

AMO cómo escribis, lo leo y encuentro un ritmo tan bonito, me gusta mucho :)
que sigas bien!

Babs · dijo...

Maruh! Gracias =), a mi también me encanta leerte.
Nos leemos, entonces. Un abrazo!!