domingo, 14 de febrero de 2010

195

en el cenicero un cigarrillo apagado
lo único tuyo que queda en mi casa
tu recuerdo desaparece
y tu mirada no está
tu alma no está
vas dispersándote
huyendo,
volás libre, siempre libre
y no te espero, no más
[soy infiel, incluso a mí misma]
·