viernes, 4 de diciembre de 2009

182

dejé que el viento me consumiera

mientras aprendía a olvidarme del desconcierto

quise borrarte de mi cuerpo escupirte de mi noche,

[en la sombra, en la sombra]

quise vomitarte con fascinación

omitiendo esa ansiedad insatisfecha con la que tanto me juzgaste

te busqué

te seguí buscando

en esos laberintos de barro

en esos bares mugrosos

la imbécil

la infeliz mas evidente del mundo

te expulsaba volviéndote a buscar

te desterraba suplicándote una gota de ternura

que nunca le devolviste

te escupió – te masticó – te odió

te encontró – te gritó – te amó

te envolvió – te enredó – te sofocó

fin de su persona

·

5 comentarios:

Unheimliche dijo...

Oh niña... Qué bello escribís...Cómo me gusta, gusta, gusta y gusta este lugar...
Besos linda Sofi.

Elena dijo...

Gracias.
Lo tuyo siempre es lindo.

Carolina dijo...

lo dicho Princesita, la indiferencia de piscis marca la gran diferencia. Precioso, como siempre, tenés una estética bellísima para expresar aún los sentimientos más oscuros que tenemos todas las personas. Un abrazo.

·SOFía ELe· dijo...

gracias mujeres =)

Fix dijo...

guaaaau
es como...guau!

(no de perro si no de sopresa y agrado) :)