miércoles, 16 de septiembre de 2009

155

revolviendo sensaciones como un ácido gigante recorriéndome completa
una
tropa de cuchillos resquebrajándome hiriéndome por dentro absorbiendo
toda mi sangre salpicada
con asco en tus azulejos blancos
después de que esparciste tus sales por entre todos
mis poros
muñequita
egoísta
te dejo como regalo una
parte de mí
para que todos los días
recuerdes lo
repugnante que puede ser respirarme

·

3 comentarios:

Amelie Poussière dijo...

Me gusta lo que escribís. Y según veo compartimos el gusto por Alejandra Pizarnik.
Que estés muy bien...

Amelie Poussière dijo...

Y por lo que veo compartimos más gustos literarios además de Pizarnik... Y bueno, en cuanto a Amelie, es una gran película.
Saludos!

Pastelito de Sugus Verde dijo...

es solo la muerte, que aparece. Nada de melodrama, sino un futuro no se si tan lejano,