miércoles, 8 de julio de 2009

100

Una ventana:
puedo verte parada, ahí
saludando al cielo que tanto odiás.

Estoy enfrente tuyo,

Pero no podés verme.
A veces nuestros ojos son selectivos.

No luchar con tus ojos
Por más que crea que tengo la fuerza.

Ellos hablan por vos.
Y mi inacción es reina (hoy) en mí.
Lástima. O mejor aún: resignación.
·

1 comentario:

Matsuo dijo...

Hola So, que loco recibir tu mensaje. Te mando un abrazo grande, y si, nos debemos una Kimkidukeada.