martes, 19 de mayo de 2009

La Tante

Si de repente me pongo a pensar me acuerdo de que te fuiste, de que un día como hoy era tu cumpleaños, de que seguramente me olvidaría para llamarte mañana pidiéndote perdón. Hoy es veinte de mayo y no tengo de qué olvidarme, no tengo a quién pedirle perdón. No puedo visitarte por que los cementerios me ponen muy triste, sobre todo por que se que atrás de esa plaquita estás vos, sola, pasando tu cumpleaños sin notarlo, mientras nosotras lloramos y vos no te das cuenta, por que no estás, claro, pero las lágrimas mojan las flores y las flores también lloran por que eras muy joven y se preguntan y todos nos preguntamos qué pasó, por qué, y sabemos que no hay respuestas si no mucha bronca, mucho llanto, muchas flores no amarillas, muchos regalos en los cajones, muchas ganas de abrazarte. Y todo lo que quedó sin hacer.


***

1 comentario:

Libélula pirilinplipluna dijo...

el otro dia pase con el colectivo por el cementerio y vi toda esa cantidad de cruces, blancas, muy blancas, y grises, y rosadas, y lo que más me sorprendio fue que me parecieran flores, las cruces como flores, te imaginas?
en fin, me encanta tu foto de pizarnik, y tus cronopios tirados por la pagina. Saludos querida:)