viernes, 17 de abril de 2009

Circularidad

Asi como quien no quiere la cosa, me voy dando cuenta de que muchos miedos que creía se habían ido para siempre, regresan, otra vez, para atosigarme, para ahogarme. Son presencias, fantasmas cerca mío, que no me dejan respirar tranquila. Insomnio, radio que no escucho, mate que no tomo, nada parece hacer efecto cuando tenés miedo de morir. ¿Y si me muriera? Bien, si me muriera (qué alegre iba a ser, decía Pizarnik). Si yo me muriera, me pregunto, ¿le importaría a alguien? Digo, no por hacerme la víctima, pero en cifras reales...¿quién más que mi familia estaría despidiéndome? Hace mucho que dejé de confiar en las personas, será mi vocación de fantasma analítico, de crítica de la vida, de mujer deseosa del deseo que jamás puede satisfacer. Waw, alma romántica.
¿Qué hago ACÁ?
Holderlïn: "..en cualquier lugar menos acá, en cualquier momento menos en éste..."
Por momentos me leo en sus líneas, pero soy tan impotente, tan poco-importante. Mi vulnerabilidad me impide pensarme. Mi desprecio me impide leerme en otrxs.

¿Y si me muriera?

(¿alegre iba a ser?)

4 comentarios:

Cenicienta dijo...

Que lindo verte tambieeen!
Tenemos que juntarnosss y te explico lo de las cosas estrambóticas para el blog :)
Me encanta tu nuevo look, by the way!!!

Besooos

Rocio dijo...

no te mueras sin decirme a donde vas... si???

Anaïs___ dijo...

prometo avisarle, señorita misteriosa!

MR dijo...

y si te mueres, yo q hago? quien me va a llevar a conocer BsAs y el resto de la Argentina? ...no, no te puedes morir, y sè que no lo vas a hacer pronto, pero me sumo a los números...